Ir al asistente de vacunación

¿Qué es el Virus de Papiloma Humano y por qué es importante vacunarse para prevenirlo?

 

El cáncer de cérvix es el segundo cáncer más común en las mujeres. Casi todos los casos de cáncer de cérvix son atribuibles a una infección por Virus de Papiloma Humano (VPH).
La infección por el Virus de Papiloma Humano es muy común en todo el mundo y principalmente se transmite por contacto sexual.


Hay más de 100 tipos diferentes de Virus de Papiloma Humano, pero solo unos 14 son capaces de producir cáncer.
La mayoría de las infecciones por Virus de Papiloma Humano se resuelven solas, sin embargo, si esto no ocurre la persistencia del virus progresa hacia el desarrollo de lesiones precancerosas o cáncer, esto puede tomar décadas.
La Organización Mundial de la Salud recomienda un abordaje completo para la prevención del cáncer de cérvix que incluye tamizaje para detectar lesiones tempranamente y vacunación ya que existen vacunas que ayudan a prevenir las infecciones contra los Virus de Papiloma Humano que con más frecuencia producen cáncer de cérvix.1

La mejor manera de protegerse contra el Virus de Papiloma Humano es con la vacuna contra esta enfermedad. Las vacunas contra el VPH funcionan mejor si se administran antes de la exposición al VPH. Por lo tanto, la OMS recomienda vacunar a las niñas de entre 9 y 14 años, cuando la mayoría no ha iniciado su actividad sexual.